martes, 5 de junio de 2012

MUSICA Y MODA


Si piensas que lo único que tienen en común es que ambas palabras empiezan por "m"... ¡Error! Siempre he pensado que Jamaica fue y será (almenos en mi mundo) coronado como un crisol por excelencia de música, contracultura y estilos. Como adoro la palabra eclecticismo en estos momentos, de hecho la proclamo mi palabra favorita con tus ojos de testigos.

Jamaica, nacimiento del reggae, ska y rocksteady entre otros. Los rude boys jamaicanos llegaron a Inglaterra y poco a poco surgieron los mods y los hard mods y ¡Tachan! Ya tenemos a los skinheads, los punks, crestas multicolor y miradas desafiantes. La música se volvió el carnet de identidad de cada chupipandi. Contraculutra virgen. Los ideales, música y estética definían fielmente cada subcultura. Y que quede patente que si me concedieran un deseo, desearía transportarme a "un Londres de los años 60" sin quedar mal parada.

Pero me conformo con quedarme atrapada en el mundo de Coachella Valley por \infty ¡!
El eclecticismo (again) que se puede llegar a generar con su particular música de fondo es mejor que comer chocolate a escondidas. Todo y asi, me quedo con el espíritu de Woodstock. Ahora, lo más cercanos que podemos estar de super Woodstock es mediante la ropa de nuestra madres. Eso fué un microcosmos de música y arte, y lo que más me fascina es como incondicionalmente, todos estos movimientos contraculturales quedan plasmados en la moda y como inevitablemente, h&m nos lo trata de vender por la face.









Hace poco tener la camiseta de alguna banda era casi un must have,  como dije hace pocos posts.... "Si no perteneces a un grupo no eres nadie...?" Ahora se ha puesto de moda el estilo festivalero, de hecho esta palabra empieza a invadir la pantalla de mi ordenador cada vez que pongo algo relacionado con "festival de música" en le buscador de google.



Si consigues un vestido largo color nude de crochet, con unas botas negras semi militares y un sombrero en alguna de sus infinitas versiones, ¡me tienes ganada! Y se admiten accesorios. Por otro lado, la versión más pop podria incluir un crop tee, unos shorts desteñidos y algún toque fluor. (Aunque Peggy Lipton es más de la primera opción).






9 comentarios:

  1. Love the photos!

    munchmecat.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. i love these summer pics and the festival style! can't wait to go to reading fesival this year!x

    ResponderEliminar
  3. OH yeah! love these pictures.. super summer

    xx

    www.sickbytrend.com

    ResponderEliminar
  4. jajaja si ahora hay una locura por los festivales!!!
    pero sin duda lo mejor las tiendas para irse jajajajaja
    besitos
    Be.

    ResponderEliminar
  5. Ufff, quién hubiera vivido esos tiempos tan hippilonguis, te imaginas?¿?¿?¿?¿ jajajaja.

    Muaaaaaa
    gogoche.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Buaaahhh... Woodstock!! Me habría encantado, en serio.
    Es una de esas cosas que dices: si pudiera volver atrás en
    el tiempo y elegir un sólo día...
    ¡¡Tuvo que ser alucinante!! :)

    Me ha gustado mucho esta entrada, creo que tienes mucha razón.
    Respecto a la "moda festivalera" piensa que como empieza, termina.
    Y acabará pasando, para luego volver dentro de x años, jajaja.

    BeSoTeS!^^

    PD: PEDAZO de ojos que tienes, joder. ENVIDIA. XD

    ResponderEliminar
  7. Una de las mejores combinaciones!
    X

    ResponderEliminar